Programa 37: “La Comunidad”. Ser feliz y no morir en el intento. Entrevista a Reyes Rodriguez — zenarte

Llevo tiempo trabando mucho para poder presentaros mi proyecto. Bien, pues aquí tenéis un adelanto que aparecerá en él. Espero que os guste. Y compartidlo por favor. A cuanta más gente llegue, mejor. Y no os olvidéis: ¡¡SED FELICES!! También depende de vuestra actitud😉 https://albertocoachdevida.wordpress.com/2016/06/06/programa-37-la-comunidad-ser-feliz-y-no-morir-en-el-intento-entrevista-a-reyes-rodriguez/

a través de Programa 37: “La Comunidad”. Ser feliz y no morir en el intento. Entrevista a Reyes Rodriguez — zenarte

wp-1455780850668.jpg

Ingeniería de sistemas, jornada segmentada

El increíble hombre menguante
que encontró fuerza en su interior
y una sonrisa en sus labios nació

(La Dama se Esconde)

En estas últimas semanas he tenido un cambio en mi ritmo habitual de trabajo como ingeniero de sistemas – consultor tecnológico.

Antes de proseguir, quiero aclararos que os cuento esto porque tal vez os sea de ayuda en vuestros trabajos.

Sucede que tengo que aprender a marchas forzadas sobre un par de proyectos (sistemas…) fundamentalmente nuevos para mí, para en el plazo de mes y medio comenzar a plasmar conclusiones y dar asistencia técnica sobre ellos a mis clientes.

La tarea inicial consiste en “embutirme” grandes cantidades de documentación al respecto, en español e inglés, entendiendo, sacando notas y puntos fundamentales y empezando a almacenar en mi cabeza su funcionamiento.

Comencé los primeros días estudiándome los “ladrillos” sin anestesia. De modo que cada día, cuando llevaba cuatro horas leyendo y pensando sobre el mismo tema nuevo y “denso”, tenía completamente ofuscada la razón, nublado el entendimiento y no me sentía las neuronas. Las ganas de salir corriendo, aumentaban exponencialmente.

En paralelo hay otro proyecto que llevo hace años, que me gusta, conozco, yo mismo he ido marcando mi ritmo de trabajo y dedicación concreta y actualmente incluso me dedico a gestionar y organizar el trabajo individual que otros hacen para lo que yo he ido planeando. Y como comprenderéis, no me apetece dejarlo de lado.

Ayer en el desayuno, me di cuenta que ya tenía en mi cabeza una nueva forma de trabajar, mucho más atractiva, que en efecto he probado y verificado que es mucho más llevadera y eficiente en los resultados.

Consistía en volver a aplicar una estrategia que usé durante mis años de estudiante de teleco en la universidad. Cuando se aproximaban los exámenes y tenía tiempo durante días, semanas para estudiar (fundamentalmente en verano), me organizaba su estudio por jornadas partidas, en lugar de estudiar la misma asignatura sin parar durante días seguidos, las segmentaba e intercalaba, alternando dos o tres durante la misma semana, cuatro horas una, las cuatro siguientes otra, al día siguiente tal vez cambiaba, dependiendo de las fechas de los exámenes y el “volumen” de cada asignatura claro. El resultado era mayor cantidad de asignaturas acometibles (y aprobadas) para un menor agotamiento.

Pues eso mismo he hecho para organizar mi jornada laboral, aunque los segmentos son incluso más pequeños que los de estudiante, de modo que divido la jornada en tres:

  1. Comienzo con el nuevo proyecto que más tarde he acometido, a primera hora, cuando yo estoy más fresco.
  2. Antes de que pueda hartarme de él, paso al otro nuevo proyecto, que ya había empezado a estudiar antes, en medio de él hago la merienda mañanera sobre mi mesa.
  3. Cuando ya empiezo a estar realmente agotado, paso a ese proyecto que os he comentado que realmente me gusta y dominio, con lo que en ese último tercio de energías más flojas, me dedico a lo que me es más llevadero, como una especie de “premio”.

De este modo, creo que realmente despliego mucha más cantidad de trabajo efectivo, que incluso si alternase cada día un solo proyecto (idea que pensé en un principio pero que deseché). No llego a agotarme del todo de uno de los tres temas, absorbo los nuevos cuando estoy con más energías y no dejo de lado durante semanas el que más me gusta.

wp-1455780668521.jpg

Evidentemente este modo de organizarse no puede aplicarse en todos los trabajos ni siquiera en el mío, en momentos de “tormenta de eventos” o “trabajo en modo interrupción continua”, o cuando hay reuniones, etc. Pero en la mayoría de mi tiempo laboral sí puedo seguir esta pauta.

Algo lateral que no os he mencionado, por lo visto los hombres (género) pensamos en “cajas”, es decir, en este caso, cada uno de los tres proyectos sería una caja, que abro y cierro para cada tercio de mi jornada. Pues bien, yo me ajusto bastante a esa metáfora, con la salvedad que mantengo al menos una caja paralela abierta permanentemente desde que tengo uso de razón, es la caja de la música. Siempre que hago algo solo (andar, leer, escribir, estudiar, trabajar, correr…) lo hago con música puesta si me es posible y si no, mi caja de la música, ya se encarga de “pinchar” por sí misma. A mí por lo menos es algo que me ayuda a:

  1. Estar mucho más cómodo en cualquier situación y
  2. Concentrarme en la otra “caja” que tengo abierta

Sé que a otras personas les pasa como a mí, tal vez seáis una de ellas.

En todo caso, conviene crearse en el puesto de trabajo el ambiente más agradable posible. En mi caso, aparte de la música, tengo mis infusiones y cafés casi continuos y algunas fotos personales y figuras en la pared y en el salvapantallas del ordenador, que me conectan continuamente con mi familia, amigos y con todo aquello que merece la pena en la vida.

Seguro que vosotros podréis también crearos un ambiente “hogareño” de estos u otros modos.

Al acabar la jornada, salgo, efectivamente cansado por la actividad intelectual desarrollada, pero satisfecho de haber avanzado y no hastiado de lo que estoy haciendo.

Espero que mi experiencia pueda ayudar a algunos de vosotros.

Gracias por leer.

Entregan urnas electronicas. foto La Jornada Jalisco.

Pues casi que se está mejor sin gobierno

Sí, sin una delegación en la toma decisiones haciendo (su) política y sin una oposición haciendo crítica destructiva continua.

Vista la actual situación (febrero de 2016) en que ningún partido o coalición de ellos puede ni quiere formar gobierno en España, porque para eso habría que llegar al consenso, sí ese palabro tan raro que debe de venir de alguna lengua escandinava o centro europea… Porque en Celtiberia, la costumbre desde que hay anales es vengarse de la mitad enemiga derrotada, cada vez que el péndulo de la historia otorga el poder a una de ellas, de manera más o menos incruenta. Lo crucial no es tanto favorecer a la mitad que te apoya, sino chinchar a la otra.

Pero me estoy desviando de lo que quería comentar. Visto lo visto con un gobierno en funciones, con presupuestos aprobados antes del caos (lo que en mi humilde opinión fue un acierto), que sólo puede dedicarse administrar y no a lanzar contramedidas desviando la atención de las dos Españas y polarizándolas, mientras todos los partidos se dedican a robarnos, (ejemplo: casos Bankia / Évola…), estoy llegando a la conclusión de que todo marcha mejor así para el común de los ciudadanos, sin gobiernos políticos.

Pienso que los recursos se utilizarían mucho más eficientemente para el bien común (no de los políticos, claro) y con decisiones mucho más consensuadas y favorables a la mayoría con una sencilla estructura presidida por el Rey (con las mismas atribuciones que tiene ahora mismo) y un consejo de ministros, secretarios y directores generales, funcionarios por oposición muy dura, según carreras determinadas para según qué puesto (el ministro de economía debería ser un economista o tener un MBA, el de sanidad un médico / farmacéutico, el de industria un ingeniero, el de educación un profesor / pedagogo…) y que estos puestos estuvieran muy muy bien pagados y con rotación cada pocos años.

Por encima de ese cuerpo administrador ejecutivo, habría otro de vital importancia: el de intervención del estado. También por estricta oposición y mejor pagado aún que el anterior. Supervisarían con lupa cada céntimo invertido por el anterior, de nuestros impuestos, vigilando que nada acabase en los bolsillos de los gestores, ni que estos pudieran favorecer a sus familiares y amigos y también que no se gastase según los caprichos de estos.

diapo04

¿Que no habría cabida para cierta inclinación política? Por supuesto que sí, vía referéndum. Cada 6 meses se convocaría de manera informática una lista de preguntas a los ciudadanos muy sencillas, para contestar “Sí”, “No” u “opción A” / “opción B” a lo sumo. Las preguntas por un lado las prepararía un cuerpo de legisladores del estado (también muy bien pagado, por oposición, licenciados en derecho…) junto con otras que espontáneamente propusieran los ciudadanos en una web, supuesto que lograsen un número mínimo de apoyos (100.000…). Para los yayos, se seguiría votando en colegios donde este cuerpo de legisladores se encargaría de recoger los votos de estas personas alérgicas a las tecnologías. Lo mismo para recoger sus propuestas y apoyos a referéndum. Los medios técnicos para realizar esto existen en la actualidad, creedme, pero a los políticos no les gustan porque supondrían la democracia real.

Ya sé lo que me dirán algunos: Que la población española es inculta y carece de la formación suficiente para dejarla tomar directamente las decisiones. Pues, aunque mis compatriotas suelen tener aficiones alejadas de las mías y suelen votar mayoritariamente diferente de mí, yo siento un respeto tremendo por cada uno de ellos y aceptaría sus decisiones emanadas así, libre,  directa y democráticamente, mucho antes que aquellas a las que nos conducen los políticos de oficio. Esto es democracia ¿no? La mitad más uno decide. Estoy seguro que en menos de un año, todos le cogeríamos el tranquillo a los efectos de decisiones tomadas a la ligera y votaríamos, pues como votamos en una comunidad de vecinos: con cabeza. Seis meses dan para corregir mucho mejor que cuatro años ¿no…? Con la ventaja añadida de que no se necesita echar a nadie.

También sé que mucha gente prefiere que otros tomen las decisiones por ellos (porque no se valoran a sí mismos) y después quejarse en la barra de un bar o en el sofá de casa, pues no hay problema, votar nunca sería obligatorio, ya lo haríamos los demás por ellos y podrían seguir disfrutando poniéndonos verdes a los que sí votamos…

Esta estructura nacional, la repetiría en los niveles autonómico y municipal y en las grandes ciudades hasta el distrito (barrio). Otros niveles (provincial, comarcal…) podrían desplegarse donde fuera lo mejor para una administración más cercana, siempre sin repetir competencias, de lo que ya se encargue un nivel, que no se encargue el inmediato superior.

Ya sé que no puede hacerse y que estoy loco o soy muy naif, pero seguro que a algunos os gustaría esta configuración (constitución…).

Salud, democracia y cooperativismo.

1511 XM2 Ro (29)

De Reyes y Reinas majos

Hace tiempo que no me pronuncio sobre política, volvamos aunque esta vez se trata más bien de anti-política.

Estamos sin gobierno formado (ni formable por la incapacidad de nuestros políticos para el consenso y diálogo más allá del caínismo), en España y en Cataluña en particular.

¿Cuál es el mono tema en cadenas de radio, periódicos y (supongo que) televisión? Pues que en Madrid los tres reyes magos han salido a la cabalgata con disfraces más peculiares de lo habitual (¿Dónde está escrito cuál es el disfraz oficial de rey mago? Leo la Biblia todas las noches  y no recuerdo haber visto tal descripción en el pasaje correspondiente del Evangelio…). También que incluso en Valencia los figurantes eran mujeres en vez de hombres. De toda la vida he oído que mujeres se disfrazaban de hombres y viceversa y que cuando faltaban africanos nativos en España, siempre algún nativo celtibérico se pintaba la cara de betún para hacer de Baltasar y no pasaba nada… Incluso los medios de comunicación dan el parte del posicionamiento de los partidos al respecto: “PP reprocha y C’s se alinea con ellos, Podemos se defiende y PSOE cierra filas apoyándole…”.

Bien me consta que los ayuntamientos de Madrid, Valencia y otros sitios, hacen esto para “chinchar” al sector de la población que inmediatamente pone el grito en el cielo a tamaña afrenta, católicos militantes de repente, que jamás pisan una iglesia, porque si no sabrían que los reyes magos aparecen como mucho en los belenes.

En mi barrio, en Madrid, mientras tanto, la calle y los jardines siguen tan llenos de mierda ahora con Podemos, como antes lo estaban con el PP. Eso es lo que me indigna, el que mi hijo pise una mierda al intentar moverse delante de nuestro portal o que la mierda esté en el lateral de mi coche directamente. Que haya toneladas de colchones, cartones, latas, etc, abandonados en la vía pública. Exactamente igual con Podemos que con el PP. Mis conocidos de uno y otro bando porfían que antes estaba mucho peor o que al contrario, es ahora cuando está peor. Debo de ser un extraterrestre porque sólo yo lo veo igual… En una calle importante cercana, un pobre hombre posiblemente deficiente mental, está tirado todos los días lleno de mugre y semidesnudo ya no se molesta ni en pedir casi, sus amos lo recogerán todos los días, le darán palizas, le quitarán el dinero con lo que se construirán mansiones en su país. Si yo fuera el delegado del gobierno / alcalde, haría lo que estuviese en mi mano para que personas como él estuviesen atendidas en un asilo de indigentes y para que sus amos lamentasen el día que se les ocurrió venir a Madrid…. A los católicos del PP no les importaba que un prójimo estuviera en esas condiciones, a los vengadores de los parias de la tierra de Podemos les importa exactamente lo mismo: Nada. Lo fundamental es si Baltasar viste de Prada…

Quizá recordéis el caso del ébola, la monjita, la enfermera y el perrito, muy similar. Lo importante no era si había o no que repatriar a un ciudadano enfermo, la cuestión es que era religiosa y la otra el sacrificio de un animal. Rápidamente todos polarizados en rojos y azules ¿Y mientras que pasaba? Pues que salía a la luz el asunto de las tarjetas opacas de Bankia. Implicados: PP, PSOE, IU, CEOE, UGT y CCOO, todo el arco político – sindical, de izquierda a derecha y vuelta, unidos para robar al ciudadano contribuyente, pero nosotros peleándonos por la monjita y el perrito. Se tienen que hartar de reír de nosotros fijo.

Mientras sigamos enfocando los asuntos políticos colectivos de este modo futbolístico, los que mandan nos torearán y se reirán de nosotros lo que quieran, seguirán sin tomar medidas que mejoren nuestras condiciones de vida y libertades y vivirán, en efecto, como reyes, a nuestra costa, robándonos a manos llenas delante de nuestras narices. Pero en realidad nos están dando lo que demandamos. Ya he advertido que el rarito soy yo, por minoritario.

En la últimas municipales aún piqué y fui a votar a un “mal menor” (ya os adelanto que ninguno de los dos partidos abanderados por los reyes/reinas magos/as). En las próximas o mucho veo cambiar algo importante, como la higiene y el bienestar de mis vecinos, incluyendo los “sin papeles” o introduciré un sobre vacío en la urna… O mejor me voy con mis hijos a jugar a un lugar más limpio.

Cordiales…

PD: Curiosidad graciosa, vi a los tres reyes en la tele, bajando de un avión en Barajas y dije a mi hija “mira Pilar, ahí están los tres reyes magos” y mi hija de seis años me dijo “que no papá hombre, que esos no son los reyes magos, son tres personas disfrazadas”. Literal. Yo le dije “de acuerdo Pilar, esos son actores, pero los que vendrán a dejaros los regalos esta noche sí serán los tres reyes magos”.

PD2: Si ellos quieren vivir a tu costa, sé tú su pesadilla: no tragues con su corrupción e indiferencia hacia tus problemas, no hagas caso de sus “contramedidas” como el asunto de los tres reyes, no les votes y sobre todo ponles en evidencia, especialmente si son de “tu cuerda”. Todos saldremos ganando.

DSC_1891

Cristianos, buscad la Belleza

Examinadlo todo cuidadosamente, retened lo bueno (Tesalonicenses 5:21)

Amigos, creo que hace un tiempo os prometí relataros si volvía a tener alguna experiencia mística o cercana a la plena iluminación.

Hace pocos días asistí a la misa funeral por el padre de una amiga en una parroquia de Madrid. Mi mujer querría haber ido, pero uno de los dos debía quedarse con los niños y decidimos que fuera ella.

El ir solo, me permitió poder concentrarme en el evento, atender a todos los detalles y dejar la mente en blanco por si Dios quería hablarme. Cuando voy a la iglesia con mis hijos es imposible hacerlo por motivos que imaginareis.

El enclave me pareció precioso, neogótico en el exterior, lo había visto muchas veces desde fuera, pero nunca había entrado. La nave central, retablo y capillas laterales también en ese estilo, con fondo de piedra claro, muy luminoso y una decoración rica pero tampoco recargada. Presidía el retablo La Virgen, rodeada de Ángeles, arriba y en el centro, abajo, más cerca de la altura de los ojos, un Cristo más bien pequeño, rodeado de 12 velas encendidas.

Llegué un rato antes de que comenzase la misa a la que había sido invitado, me senté atrás. Había un grupo de gente rezando juntos, un señor laico repetía desde el púlpito la mitad de una oración y el resto la completaban. Eran series del “Ave María” interrumpidas por algún “Padre Nuestro” y algún “Gloria”. El hombre mencionaba entre ellos unos “Misterios”. No sé muy bien de qué se trataba, pero creo que tenía que ver con la proximidad de la Vigilia de la Inmaculada.

[Inciso para los que no me conocéis: Soy un católico completamente nuevo y autodidacta. Fui bautizado, recibí la formación religiosa que era común a todos los niños en la EGB de los ochenta en España y a los ocho años hice la primera comunión, pero por lo demás crecí en un entorno agnóstico / positivista, con lo que aproximadamente a los diez años, abandoné todo aquello que no entendía en absoluto y que en casa me decían que era fundamentalmente “un cuento” por indemostrable. De modo que a partir de ese momento me clasifiqué a mí mismo como ateo. No obstante las figuras de Jesús y María nunca dejaron de caerme bien. Unos años después comenzó, muy lenta pero inexorablemente, el proceso de entrada de la fe en mí, sobre el que no me extenderé ahora porque daría al menos para un librito y lo merece. El inciso es para que comprendáis por qué no conozco los modos y usos de la iglesia y me limito a seguirlos sobre la marcha.]

De modo que me enganché a aquellas letanías, lo que me predispuso estupendamente para la concentración.

Una vez que empezó la misa, escuchaba con atención lo que se decía, liturgia y discurso del cura, pero en los momentos de silencio me concentraba en las figuras de La Virgen y de Jesús alternativamente y procuraba no pensar en nada. La primera sensación y que duró en todo momento era que ambos, me sonreían, incluso escuchaba su risa amable en mi cabeza.

Después La Virgen: “Nos ha costado muchos años irte trayendo a esto, no ha sido difícil pero sí muy lento, gotita a gotita. Ahora ya te relacionas directamente con mi Hijo, que te imponía tanto respeto. Es irreversible y sólo va a más”.

Los dos: “Hacía tiempo que querías tener un rato así para encontrarte con nosotros, pues aquí tienes la oportunidad”.

En algún momento sí hice una pregunta a Jesús, que me hago a menudo y mucha gente se hace, viendo su imagen en la cruz: “¿Realmente era necesario que padecieras tanto por nosotros? ¿Cómo el símbolo de la religión del amor y el perdón puede ser un instrumento de tortura y muerte?”

Y obtuve respuesta: “Sí, fue necesario. Precisamente para demostraros que no pasa nada, padezcáis lo que padezcáis en esta vida, tenéis un alma inmortal y El Padre puede resucitaros en carne y hueso. Y más importante, no hay nada que podáis hacer para que Dios deje de amaros, no hay nada que no os vaya a perdonar, si lo pedís de corazón”. Lo segundo lo entiendo muy bien ahora que soy padre. Por otra parte sé que la cruz simboliza también la unión de cielo y tierra en vertical y el paso de nacimiento a muerte en horizontal, pero ese es otro tema.

DSC_1903 (buscad belleza WP)

 

Looking for love without pain

Chasing your thoughts

Through my brain

I cannot feel desire

I can’t repair the wire

That connected our worlds

 

Running away from the hurt

Sending a signal to your world

Awaiting confirmation

I am standing patiently in the dark

(Repair, Felix Marc)

El discurso del cura me gustó mucho, iba totalmente en línea con la configuración de mi fe. Destacaré algo que dijo de lo que me he dado cuenta hace muy poco: No somos omnipotentes, el esfuerzo es conveniente y hasta necesario, pero no suficiente para triunfar en cualquier empresa, en la vida. Al final está también la mano de Dios. Esto lo he experimentado varias veces en la vida, con un balance muy positivo a mi favor y de las personas que son importantes para mí y es uno de los motivos primeros por los que tengo una fe muy clara. No creo en un destino escrito como un guion, donde Dios decide exactamente cada detalle de lo que sucede, pero tampoco en un Dios que escribió las leyes de la física y se retiró a descansar y observar. Creo en un término medio, en efecto las leyes de la física y las matemáticas son sin duda leyes de Dios, para el funcionamiento rutinario del Universo, pero creo en Su intervención saltándose estas leyes en su caso, para conducir la Historia según su plan y para comunicarse con nosotros iluminando pero sin cegar. Si no lo creyera no podría ser cristiano y tengo claro que esa manifestación no acabó hace 2000 años, yo mismo la he experimentado.

El ateo o el creyente que no sabe realmente en qué cree, que se siente valioso y se esfuerza, desesperan ante el fracaso y no digamos ante la muerte. En los últimos años yo mismo he experimentado un cierto fracaso (económico) debido a mi ineptitud financiera y jurisprudente, junto con la maldad de algunos y la corrupción y negligencia del sistema. Esto era una espina que llevaba clavada en el corazón debido a mi parte como causante (“soy un inútil…”). Hasta que me he dado cuenta de que si Dios me ama, no tengo que preocuparme de nada, Él me dará lo que realmente necesito, como ha hecho sobradamente con las cosas que importan de verdad. La próxima vez abriré más los ojos y en paz, lección aprendida, no hay mal que por bien no venga. Esto mismo me lo explicó mi psicóloga “laica” desde otro punto de vista: No somos omnipotentes, necesitamos la ayuda de los demás y dejarnos ayudar, algo que yo siempre había rehusado.

No me interesa en absoluto el catolicismo político, la militancia como oposición a los que no lo son, tratando de imponer o promocionar como normas terrenales (leyes, políticas) las supuestas directrices morales de la Iglesia a toda la sociedad. Sí me interesa que los católicos y cualesquiera otras religiones o filosofías de vida, puedan vivir libre y públicamente su religión, manifestando sus creencias y devociones, celebrando públicamente sus fiestas, pudiendo educar a sus hijos en el contexto de sus creencias y convicciones. El único límite debe ser el respeto a los demás, los derechos humanos y constitucionales y siempre teniendo en cuenta que la libertad de uno termina donde comienza la del otro. Es más, creo que esa vertiente de las religiones, en concreto de la católica, les despoja de su esencia, la trascendencia, la búsqueda de Dios, de la vida eterna y del sentido del Universo, para quedarse con el marco, una serie de normas morales materiales para la vida terrena, que acaban convirtiéndose en un fastidio y en una moralina (Nietzsche dixit) y es lo que provoca el resentimiento de los que no creen y de algunos que creen y con razón.

Mi opinión es que es normal que los que no creen que Jesús era quien decía ser (el Verbo, la Segunda Persona de Dios) y que murió y resucitó al tercer día, no encuentren sentido y sí muchas contradicciones en la religión católica. Pero también pienso que se equivocan en evaluarla como un movimiento político, porque no lo es, de hecho es lo contrario (“dad al césar lo que es del césar…”). El Dios cristiano no se dirige a los colectivos, las naciones, los pueblos, al contrario de lo que hacen las ideologías, se dirige a todos y cada uno de los individuos en particular, porque todos son fundamentales para Él, ni uno sobra. El hecho es que un supuesto mensaje de Cristo, según la corrección política y el pensamiento débil, referente a cómo se debe organizar la vida de la sociedad en la Tierra, gusta bastante a los adeptos de esas dos tendencias, aunque enseguida caen en la conclusión de que era un loco estupendo, que lo que predicaba es imposible de seguir (poner la otra mejilla, abandonar toda riqueza…) y que por tanto los católicos son grandes hipócritas todos condenables según su propia religión. Mi opinión es que no han entendido nada (yo tampoco es que entienda mucho pero creo que algo más que ellos, para empezar tengo bien abiertos los dos ojos de ver y alguno más); todos esos ejemplos de Jesús en el Evangelio, lo eran de máximos, la matrícula de honor, para santos perfectos, de ahí para abajo todo el mundo puede también salvarse, basta con pedir perdón de corazón. Los primeros doce apóstoles y el primer papa no eran héroes ni superhombres, eran gente bastante normal, pecadores, con defectos y los eligió Él. Para mí el mensaje está claro: “Quiero una Iglesia en que quepáis todos, no una secta de perfectos”.

DSC_1891

Los dos párrafos anteriores han sido una reflexión, ninguna revelación, volvamos pues con lo que capté aquella noche.

Como no conocía a nadie cuando llegué y sólo al comenzar la misa vi entrar a mis amigos, me situé sólo en un banco de los más retrasados entre los asistentes. Creo que ya he dicho que desconozco mayormente los pormenores de la liturgia y me limito a seguir a los demás y escuchar intentando entender o dejar la mente en blanco y abierta en los momentos de silencio, aunque también rezo.

En todo momento escuchaba una voz femenina de edad indeterminada justo detrás de mí, que “cantaba” todo lo que había que decir, lo que me ayudaba a seguir la celebración. Llegó el momento de darse la paz justo antes del misterio de la Eucaristía, que a muchos os resultará familiar, incluso a los no creyentes. Di la mano a una señora que había en el banco delante de mí y después me di la vuelta para hacer lo propio con quienes estuvieran detrás de mí, esperando encontrarme una persona mayor que yo y entonces me topé sólo con una chica que creo no llegaría a veinte años, de rostro angelical, visiblemente emocionada y “viviendo” el momento, que me estrechó su mano y me deseó la paz.

Salí a comulgar, es algo que hice por una última vez quizá con nueve años y que he vuelto a hacer hace muy pocos cuando tengo oportunidad, pues me hace sentir extremadamente bien. Para mí es un regalo, no una obligación.

Para regresar al banco que ocupaba encontré mi posición triangulando las de estas dos personas a las que había deseado la paz. Me coloqué un ratito de rodillas a rezar Padre Nuestro – Ave María – Gloria – Ave María, que es lo que hago habitualmente cada vez que emprendo un camino, al salir de casa por ejemplo y luego me senté de nuevo. Dejé pronto de escuchar la respiración de la chica detrás de mí. Me concentré en la imagen central baja, en el retablo, de Cristo crucificado, rodeado por doce cirios a sus pies, que ya he comentado antes.

Sé que los iconos, son sólo eso iconos, Dios no está más en ellos que un bosque o en un rincón de mi casa (misterio de la Eucaristía aparte), pero siento que son buenos transmisores o mediadores, que ayudan a conectar nuestra mente con la trascendencia. Por lo menos conmigo funcionan.

De modo que procuré dejar la mente en blanco mirando aquella imagen iluminada en medio de cierta oscuridad. En pocos segundos empecé a desengancharme del mundo físico y me iba invadiendo una sensación de felicidad y bienestar enorme. Hubiera desconectado de buen grado para un buen rato, pero en casa me esperaban mi mujer e hijos, estos ya acostados y al día siguiente había que ir a trabajar. Además el cura dio por finalizada la celebración.

Así que reconecté con mis manos y pies, me levanté y me acerqué a confortar a mis amigos y sus hijas. La chica que estuvo en el banco detrás de mí no se incorporó a la cola o si lo hizo, se hizo también invisible y cuando abandoné la nave, tampoco estaba allí.

She went away from me and she moved through the fair

En el improbable caso que este artículo te haya resultado interesante, te doy las gracias y te recomiendo otros míos en esta línea:

https://jocilesferrer.wordpress.com/2015/07/07/jesus-en-los-ninos/

https://jocilesferrer.wordpress.com/2015/07/13/la-historia-del-universo-sigue-una-forma-de-onda-sinusoidal/

https://jocilesferrer.wordpress.com/2015/07/16/quarks-y-planetas/

https://jocilesferrer.wordpress.com/about/

 

 

 

wp-1465143020667.jpg

Los niños de Siria

Mi mujer y yo acabamos de ayudar a los refugiados sirios con un donativo a través de:

https://www.aldeasinfantiles.es/siria

(Hace hincapié en los niños sirios ya en Europa).

También recomendamos:

https://www.unicef.es/cooperacion-internacional/donar-ong/hacer-donacion/ayuda-urgente-en-siria

(Hace hincapié en en la propia Siria y países limítrofes) que es a través de quien lo hacemos habitualmente.

Os animo a que hagáis lo mismo, a través de estas u otras ONG de vuestra preferencia. Conque cada uno de los más de 500 millones de ciudadanos de la UE donemos sólo 1€, os podéis imaginar que el problema de estas buenas gentes puede quedar paliado en gran medida, al menos en lo que respecta a su llegada a Europa.

Si sois más generosos que yo, incluso podéis ayudar con vuestro tiempo en una ONG, u ofrecer una casa de acogida, como están haciendo a miles en Islandia o Alemania. No soy ningún héroe, soy muy normalito, pero mi gesto multiplicado por 500 millones puede tener un efecto arrollador, para bien y no sólo económicamente.

Los gobiernos son el reflejo de sus sociedades, si no te gusta lo que (no) hace tu gobierno al respecto, a lo mejor piensa que deberías indicarle con tu ejemplo qué postura quieres que tome. Si los ciudadanos libres proveen los medios voluntariamente, estoy seguro que los gobiernos no van a poner ningún impedimento.

Conclusión: Si no te gusta lo que estás viendo con los que huyen de la guerra de Siria, ayuda, aunque sea sólo con 1€ ¡y corre la voz!