El anillo de mi bisabuelo Ferrer

¿Lobos o zorros…?

Aproximadamente hacia la mitad de mi vida, mi madre me enseñó algunas joyas y recuerdos de la familia y entre ellos, apareció el anillo que podéis ver en las fotos, de plata. En seguida me llamó la atención y mi madre me explicó que había pertenecido a su abuelo, la siguiente pregunta fue cómo mi abuelo nunca lo había llevado… Como lo macarra no ha de quitar lo valiente, pregunté si me lo podía apropiar y desde entonces lo porto yo en ciertas ocasiones “festivas”, junto a nuestra alianza y otros dos que adquirí más tarde.

wpid-wp-1427706586200.jpeg

Mi bisabuelo Prudencio Ferrer Ordovás, era natural de Bujaraloz aunque luego vivió en Sástago, en la zona oriental de Aragón conocida como los Monegros. Tenía alguna abuela francesa y muy pronto quedó huérfano, por lo que se crio con unos tíos, junto a un hermano y hermanastros. De niño fue pastor de cabras; de complexión “cuadrada” aunque no alto, rubio y de ojos azul-verde, como mi hija Pilar. Por lo visto autodidacta, acabó ganándose la vida como maestro de obras, en Zaragoza, junto con una cuadrilla de albañiles que trabajaban con él. Construyó, entre otras, la casa donde nació mi madre en la Calle San Pablo y alguna chimenea de ladrillo que aún permanece en pie al lado norte del Ebro.

zaragoza_259

Pasó el servicio miliar en Cataluña, después estuvo en la guerra en Filipinas y evidentemente sobrevivió; por lo visto el susodicho anillo que ahora tengo en mi poder, se lo trajo de allí. Mi bisabuela era de Sariñena, también Aragón pegando a Cataluña. Acabó él trabajando como constructor para “La Azucarera”, donde entró mi abuelo a trabajar muy joven y se jubiló de inspector general…

DSC05048

Mi madre recuerda que, perteneciendo a una generación y extracto social, donde lo normal hubiera sido ser analfabeto (mi bisabuelo Ferrer), leía a diario el periódico y también “se leía las enciclopedias”, algo de esto, este tipo de aficiones, también he podido heredar de él, aparte del fantástico anillo.

wpid-wp-1427706561422.jpeg

Cuando mi madre era niña, aún vivían en Zaragoza a donde ella y mis abuelos iban a pasar las vacaciones (junto con otras partes de Aragón, Alhama, Barbastro… donde tenían familia), pero al quedar viudo, se trasladó con ellos a Madrid, donde acabó sus días e incluso aún conoció a mi padre (extremeño).

DSC_1496

Mi abuelo fue su único hijo y mi madre también es hija única, como yo mismo, de modo que soy el único descendiente, junto con mis hijos ahora, de este hombre.

Gracias por leer hasta aquí, aparte del tema personal, pienso puede tener cierto interés como historia costumbrista reciente de España.

(Las fotos son mías, del anillo y de mis hijos vestidos de baturros para las Fiestas del Pilar, excepto la chimenea, encontrada por Internet).

Por eso cantamos los de Aragón
cuando enamorados al dulce sol
en la liz sabemos quiere decir
que vencer debemos o bien morir 

Anuncios

8 comentarios en “El anillo de mi bisabuelo Ferrer

  1. Rodrigo me ha gustado tu relato y el cariño entre lineas que transmite. El anillo es precioso. Espero que termines tu libro. Y que sigas con tu prehistoria. besos para vosotros y tus niños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s